Seminario se alineará con el currículo y el horario de Ven, sígueme en 2020

    Como parte del anuncio que introduce un cambio significativo en el programa de Seminario de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en todo el mundo, la Primera Presidencia publicó una carta el 22 de marzo de 2019, que detalla los cambios que alínean el curso de Seminario con el currículo y horario de Ven, sígueme.

    La carta dice: “Hacer este cambio mejorará el enfoque del evangelio centrado en el hogar y apoyado por la Iglesia, a través del estudio en el hogar, la Escuela Dominical y Seminario unificados. Invitamos a todos a participar plenamente en el seminario a medida que buscan aumentar su amor por nuestro Padre Celestial y Jesucristo y profundizar su conversión al evangelio restaurado”.

    En un video publicado el mismo día en el sitio web de Seminarios, el élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles; El élder Kim B. Clark, Comisionado del Sistema Educativo de la Iglesia; la hermana Bonnie H. Cordon, Presidenta General de las Mujeres Jóvenes; y Chad H. Webb, administrador de Seminario e Instituto de Religión, discutieron los cambios y lo que estos significan para los estudiantes y profesores de seminario.

    'En enero de 2020, pasaremos de un calendario de año escolar a un calendario anual, lo que nos permitirá alinear el currículo de Seminario con Ven, sígueme', dijo el élder Holland en el video. 'Vamos a dar medio paso hacia eso en el verano de 2019. En junio de este año, cambiaremos y comenzaremos a estudiar el Nuevo Testamento'.

    Si bien los cursos de Seminario continuarán basándose en las escrituras, los líderes de la Iglesia explicaron que el currículo se orientará más a la doctrina y ayudará a fortalecer, proteger y preparar a los jóvenes para las misiones, el matrimonio y el servicio en la Iglesia.

    “Creemos que este es un tremendo desarrollo en este momento en el cual nuestros jóvenes necesitan cada vez más fuerza”, dijo el élder Holland. “Creemos que es una alineación maravillosa... con lo que está haciendo el resto de la Iglesia. Y creemos que va a ser extraordinariamente simbiótico con... el estudio del evangelio centrado en el hogar, apoyado por la Iglesia – y ahora agregamos- apoyados por Seminario”.

    jovenes

    La restauración continúa

    Al explicar por qué los cambios se están implementando a partir de este año y hasta el próximo, el élder Clark dijo: “Creo que es porque el profeta del Señor se levantó en una conferencia general y dijo: ‘Necesitamos una instrucción del Evangelio apoyada en la iglesia y centrada en el hogar’. Y porque él dijo eso, cambió todo”.

    El élder Clark explicó que, en lugar de preocuparse por la logística de hacer cambios inspirados antes de tiempo, la dirección del presidente Nelson les permitió decir: “Vamos a hacer esto y luego descubriremos cómo lograrlo”.

    Como explicó el élder Holland, este también es un ejemplo de cómo la Restauración de la Iglesia está en curso.

    “Para mí, el elemento más emocionante es el trasfondo de todo”, dijo el élder Holland. “Y esto es que la Restauración está en curso... La Restauración, la revelación, el liderazgo profético están muy vivos y muy bien, y eso es lo que se aprecia en muchos de estos desarrollos que hemos tenido, incluso en los últimos meses”.

    Al reflexionar acerca de sus propias experiencias, el élder Holland dijo: “Me encanta Seminario, lo disfruté en mi propia vida”.

    Seminario es una herramienta valiosa para los jóvenes en la Iglesia, explicó, porque los incorpora a las obras estándar y los ayuda a conocer al Salvador y centrarse en sus enseñanzas.

    “Sabemos que nuestros jóvenes necesitan convertirse más profundamente al Señor Jesucristo”, dijo el élder Clark. “Necesitan tener experiencias espirituales personales con las escrituras. Sentimos que, al profundizar un poco, podemos ayudarles a hacer eso. Así que creo que ese es otro beneficio de este cambio”.

    La hermana Cordon enfatizó que el dar más oportunidades a los jóvenes para llevar a sus hogares lo que aprenden en Seminario y usarlo para enseñar y testificar a sus familias, “engrandecerá sus almas” y fortalecerá sus testimonios. “Hay algo diferente cuando una o un joven se escucha a sí mismo hablar de Cristo”, dijo.

    Un enfoque simplificado

    La nueva alineación traerá muchos cambios, explicaron los líderes de la Iglesia, pero señalaron que, al estar abiertos al cambio y dispuestos a aprender, el nuevo currículo y el calendario serán efectivos para las clases de Seminario en todo el mundo.

    En lugar de estudiar un libro diferente de las Escrituras para la escuela dominical, el Seminario y su estudio personal, los cambios les permitirán a los jóvenes dedicar más tiempo comprendiendo y aplicando las enseñanzas de Cristo de un solo libro de las Escrituras, explicaron los líderes de la Iglesia.

    “Una de las bendiciones que creo que es muy obvia es la simplificación”, dijo la hermana Cordon, señalando que a menudo ella ha escuchado a los jóvenes preguntarse cuáles áreas de estudio deben priorizar. El estudio simplificado del Evangelio puede llevar a una comprensión más profunda y una conversión más profunda al Salvador, explicaron los líderes.

    Adicionalmente, mientras que en el pasado, el currículo del seminario se ha abordado ya sea por tema o moviéndose secuencialmente a través de las Escrituras, el nuevo enfoque creará una combinación de enseñanza y estudio por tema y secuencial, dijo el hermano Webb, explicando que el nuevo enfoque mejorará el dominio doctrinal y permitirá un aprendizaje más profundo en el aula y en el hogar.

    La combinación por tema y secuencial “les ayudará a seguir amando las Escrituras y a estar atados a lo que enseñan las Escrituras, pero de una manera que sea relevante para ellos y ... que sea de mayor valor en este momento de sus vidas”, dijo el hermano Webb.

    El élder Clark agregó: “Queremos dar a los estudiantes la oportunidad de realmente sumergirse profundamente, y realmente entender las doctrinas del Evangelio. También queremos que puedan ver el poder que se obtiene al entrelazar diferentes libros de las Escrituras. De manera que, mientras estudiamos el Libro de Mormón, podemos obtener aclaraciones del Nuevo Testamento '.

    Hay poder en entender cómo las Escrituras se mezclan y se apoyan unas a otras a través de la Doctrina de Cristo y cuando los alumnos comprenden los principios del Evangelio, ellos pueden vivirlos, explicó el élder Clark. Y cuando aprenden a vivirlos realmente, ellos pueden “convertirse en quienes el Señor quiere que sean”.

    joven