Saltar navegador principal

Rápido auxilio a los miembros damnificados por las inundaciones en La Paz

Rápido auxilio a los miembros damnificados por las inundaciones en La Paz

Las intensas lluvias y tormentas que afectaron últimamente el norte entrerriano golpearon con fuerza a la ciudad de La Paz, recibiendo más de 300 milímetros de agua según indicó el Intendente Bruno Sarubi. 
Debido a esta situación, La Paz fue declarada en estado de emergencia.  El presidente del distrito, presidente Lisandro Arredondo, inmediatamente se puso en contacto con las familias de la Iglesia afectadas por el temporal para saber de la situación de cada uno. Aprovechando la tecnología, formó un grupo por Whatsapp, llamado 'Comité de Bienestar para Emergencias' constituido por 31 hermanos,  a través del cual se organizaron para la distribución de la ayuda que la Iglesia envió para las 38 familias damnificadas. 


Así mismo 50 personas entre jóvenes, misioneros y miembros adultos, se reunieron en la capilla para seleccionar los elementos que cada familia necesitaba. El presidente Arredondo manifestó que a pesar de la difícil situación que les tocó vivir, el prestar ayuda a quienes más lo necesitaban fue una experiencia espiritual inolvidable para todos.

20160602_Inundaciones_La_Paz02.jpg

La hermana Angélica Arredondo expresó: “Nunca voy a olvidar esta experiencia en la que mi familia y yo fuimos afectados por la inundación. Fue una experiencia difícil pero, a la vez, muy enriquecedora al ver como el Señor nos guardó en la palma de su mano. Al principio la desesperación al ver cómo el agua lenta y silenciosamente cubría todos los años de esfuerzos. Pero me di cuenta que mis vecinos corrían a resguardarse a mi casa con montones que pudieron rescatar. De todas las casas, la mía fue la menos afectada y recordé la promesa de que el Señor no nos desamparará.”

La casa de la hermana Viviana López tampoco fue tan dañada como las de sus vecinos. Ella también reconoció la protección especial que tuvo y agregó: “Nuestro Padre Celestial me mandó a una hermana y una jovencita para ayudarme a limpiar el desastre que era mi casa. Justo cuando estaba decayendo mi ánimo, estas dos hermanas llegaron para ayudarme y alegrarme la tarde.”