Saltar navegador principal

Nunca olvidaremos este día

Rebeca Jara

Durante varios meses, Rebeca esperó la llegada de su cumpleaños número doce. Uno de los motivos principales era poder entrar al templo. Sus padres, desde otro nivel, compartían con ella ese intenso deseo, y el sábado 26 de noviembre pudieron cumplir sus planes: Viajaron al Templo de Asunción y vivieron una experiencia muy especial.

Rebeca dijo: 'Al fin llegó el gran día de poder entrar al templo y hacer bautismos; en estos días estuve muy ansiosa esperando este momento. Cuando entré, sentí muy fuerte el Espíritu. Fue una experiencia única y nunca olvidaré este día'.

Sus padres, Leticia y Mario, muy felices, agregaron: “Fue una experiencia nueva; ver a nuestra hija tan emocionada por entrar al Templo nos hizo pensar en la importancia de enseñarles el Evangelio y darles la visión del templo es clave en esta época de tanta confusión. ¡Lo que hacemos vale la pena! Como padres, nunca olvidaremos este día”.

Ya están planeando la fecha en que repetirán esta actividad familiar.


'Al fin llegó el gran día de poder entrar al templo y hacer bautismos...'