Saltar navegador principal

Los 25 kilómetros para “seguir adelante con fe en Cristo”

Los 25 kilómetros para “seguir adelante con fe en Cristo”

Los jóvenes del barrio Río Ceballos, de la estaca Córdoba Sierras Argentina, aprendieron sobre el sacrificio que representa mantenerse aferrado a la barra de hierro para seguir adelante en un mundo lleno de preocupaciones y desafíos. El presidente de los Hombres Jóvenes, Juan Manuel López Valente, inspirado en la experiencia de otros jóvenes, les propuso recorrer a pie la distancia que los separa hasta el Templo de Córdoba, exactamente 25 kilómetros.  

Luego de diagramar los detalles de la caminata, el 28 de mayo a las 6:30 hs. tres jóvenes con dos de sus líderes partieron hacia el templo. Salieron con dudas en cuanto al clima, puesto que hasta la noche anterior no había parado de llover. Sin embargo, durante ese día brilló el sol. 

En la primera parada, en Unquillo,  el obispo López y el hermano Javier Alasia, del Sumo Consejo de la estaca, se encontraron con ellos para compartir el desayuno y un mensaje sobre el sacrificio personal. La caminata prosiguió pasando por Mendiolanza y Villa Allende. Los himnos y las conversaciones alentaban el paso hasta llegar a la última parada en donde se les unieron de Argüello.

Los-25k_3_400.jpg

Al mediodía, 13 jóvenes y sus líderes,  llegaron a las puertas del templo y fueron recibidos por el presidente Mario Romero quien, con sencillas y profundas palabras,  los alentó a seguir siempre adelante y  comprender que el sacrificio al Señor, trae alegría a sus vidas.

Los comentarios de los jóvenes en cuanto a la experiencia mostraron su entusiasmo con la actividad…



“No tenía muchas ganas de participar. Pero estar junto a mi presidente de Hombres Jóvenes que caminaba con nosotros, haciendo chistes muy malos que igual nos hacían reír, me hizo sentir muy muy bien. Los últimos 5 km fueron los más agotadores, pero llegar al templo y escuchar las palabras del presidente Romero, me hicieron pensar en mi vida y en mis decisiones. Crecieron en mí las ganas de cambiar. Tengo fe en que el Salvador puede ayudarme”. Jeremías Rodríguez

“Al principio pensé que era imposible caminar 25 kilómetros, pero por lo menos tenía que intentarlo. Cuando llegamos a Unquillo, después de desayunar me tuve un poquito más de fe y el resto del camino no me di cuenta del esfuerzo  porque  hablábamos y cantábamos. Valió el sacrificio de seguir adelante, aunque estaba muy cansado. Cuando llegamos al templo me sentí muy contento de cumplir la meta”. Leonel Garay

“Fue una muy buena experiencia y agradezco a mi líder que siempre estuvo alentándome. Al principio pensé que no llegaría. Pero  sobre la marcha me fui dando cuenta que podía hacerlo,  si pensaba el camino en etapas. Ahora sé lo que es un sacrificio, es algo que les voy a contar mis hijos”. Fernando  Medina 

El presidente de los Hombres Jóvenes, Juan Manuel López Valente, expresó:
'Hasta las 2 de la madrugada recibí mensajes preguntando por la realización de la actividad. Muchos pensaban que se suspendería por la lluvia. Pero no llovió y fue un día hermoso. Tal vez,  con esta experiencia, no podemos entender bien todo lo que significa el sacrificio, pero los jóvenes fueron valientes en aceptar el desafío y avanzar. El Salvador nos ve y nos ama de manera infinita y por eso nos espera siempre en Su Santa Casa, el templo'.