Saltar navegador principal

La noche en que los jóvenes iluminaron el cielo y el mundo

Lanzamiento de globos en Palermo

El sábado 3 de diciembre, en el Parque Tres de Febrero de la ciudad de Buenos Aires, se realizó un lanzamiento de globos luminosos, como parte de la campaña #ILUMINAelMUNDO. Estuvieron presentes los élderes José A. Teixeira y Allan F. Packer, de los Setenta e integrantes de la presidencia del Área Sudamérica Sur, con sus esposas; también el élder José M. Batalla, de los Setenta, y su esposa. 

La ansiedad en las más de 1100 personas que participaron del evento en el Parque Tres de Febrero fue muy grande y fue creciendo a medida que se acercaba el momento tan esperado: lanzar los globos luminosos. Más de la mitad estuvieron en el lugar desde temprano y muchos ayudaron en los trabajos previos. El día fue espectacular y el entusiasmo se podía notar tanto en los jóvenes como en los padres y líderes. Los carteles de ILUMINA el MUNDO daban color al sector, pero lo que más se podía percibir era una alegría general. 

Hubo música y palabras inspiradoras, pero la excitación general comenzó con los minutos que se dieron a los jóvenes para escribir sus mensajes en las tarjetas que acompañarían los globos en su viaje. Siguió con el reparto de los globos y la ansiedad fue tal que parecía que no podrían aguantar mucho más en lanzarlos al aire. El élder José A. Teixeira fue quien dio la señal tan esperada, y en segundos el cielo se cubrió de globos blancos luminosos. Hubo aplausos, gritos de alegría y muchísima emoción. 

Los comentarios mostraron claramente los sentimientos que la actividad despertó:
Marcelino Pohl, del barrio Mayol de la estaca Florencio Varela dijo: “¡Un evento histórico! Emotivo, espiritual y lleno de mensajes de fe elevados al cielo. Disfrutamos juntos en familia de esta fiesta especial”. 

María Suarez Cardozo, del barrio Plátanos, de la estaca Buenos Aires Quilmes: “Me emociona mucho el imaginar la reacción de la persona que encuentre el mensaje en la tarjetita…”

Karina Michalek, de la rama City Bell, de la estaca La Plata, comentó: “Los villancicos, las palabras que nos motivaron a ser ejemplos de la vida del Salvador y los cientos de globos iluminando el cielo, tocaron mi corazón, llenándolo con el espíritu de la Navidad. ‘Ilumina el mundo’ me recuerda que acepté llevar la luz de Cristo al bautizarme. Fue un momento inolvidable”.

El evento fue seguido en las redes con alta repercusión y los saludos y comentarios llegaron de todo el país y del mundo, felicitando, agradeciendo y expresando sus sentimientos. 
Roberto Regnet, de Corrientes: “Bello lo que estamos viendo…”; Analía Gelia Vilchez, de Córdoba: “Me conmueven tantos rostros felices, con la luz del Evangelio restaurado…”; y así, ¡cientos!

Esa noche, los globos iluminaron una pequeña porción del cielo de Buenos Aires, pero su luz alcanzó al mundo. Algo similar a lo que puede suceder con nuestra propia luz en este mes tan especial, en el que la consigna del Señor es #ILUMINAelMUNDO.