Saltar navegador principal

Acercarnos más a Cristo por medio del Progreso Personal

Acercarnos más a Cristo por medio del Progreso Personal

“¿En el mundo acaso hoy he hecho alguno favor o bien?
¿Le he hecho sentir que es bueno vivir?
Por doquier se nos da oportunidad de servir y amor brindar.
No la dejes pasar; ya debes actuar”
(
Himnos 141 ¿En el mundo he hecho bien?)

Las mujeres jóvenes del Barrio Oasis, Estaca Calama, en Chile, están comprometidas con el cumplimiento del Progreso Personal, el programa de logros que invita a desarrollar las cualidades divinas que poseen como hijas de Dios. Al cumplir con el programa, reciben el medallón de la Mujer Virtuosa, como recordatorio del potencial celestial que ellas poseen.

20160517_Calama_MJ03.jpg

Entre las mujeres jóvenes se encuentra Gianella Baltazar Mollo. Ella es una joven especial, con autismo severo. Su condición no le permite comunicarse con otras personas ni comprender lo que sucede a su alrededor. Las jóvenes de su clase tuvieron el deseo de que ella también recibiera su medallón. Así que, junto a su mamá y a otras hermanas de la Sociedad de Socorro, en un acto de amor, realizaron las metas por ella.

Finalmente, Gianella participó junto a sus padres de la Tertulia de la Excelencia y recibió el reconocimiento.

Cuando el Salvador nos invita a seguir Sus pasos amando a otros, tal vez eso incluya el hacer por ellos lo que no son capaces de hacer por sí mismos. No siempre podemos desarrollar en esta vida todos nuestros atributos divinos. Sin embargo, el amor sincero de los demás puede iluminar nuestra vida con esperanza. Gianella no puede comunicarse, pero sí pudo sentir el amor del Salvador por medio de las jóvenes de su barrio.

Mujer joven Calama