Saltar navegador principal
Salt Lake City. Ut. 6 de Octubre de 2018

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anuncia cambios en sus reuniones dominicales

familia

En la primera sesión de la Conferencia General Semestral N°188 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días se ha hecho un importante anuncio relacionado con la estructura de las reuniones dominicales y el acento de la enseñanza del Evangelio en el hogar.

El presidente Russell M. Nelson indicó: ”En los últimos años, nosotros, en los consejos que presiden la Iglesia, hemos lidiado con una pregunta fundamental: ¿cómo podemos llevar el Evangelio en su pureza básica, y las ordenanzas con su eficacia eterna, a todos los hijos de Dios? … Es hora de una Iglesia centrada en el hogar, respaldada por lo que se lleva a cabo dentro de los edificios de nuestros barrios, ramas y estacas.”

A continuación de las palabras del Presidente Nelson el élder Quentin L. Cook, de los Doce, tomó la palabra a fin de explicar los detalles del cambio.

Desde el primer domingo de enero de 2019, las reuniones de la Iglesia consistirán en una Reunión Sacramental de 60 minutos “centrada en el Salvador, la ordenanza de la Santa Cena y mensajes espirituales”. Le seguirá un bloque de 50 minutos de clases para adultos y niños.

img

“Con respecto al horario de reuniones de los domingos, los líderes de la Iglesia se han ido dado cuenta durante muchos años que, para algunos de nuestros preciados miembros, un horario de tres horas los domingos puede ser difícil. Esto es particularmente verdad para padres con hijos pequeños, niños de la Primaria, miembros ancianos, nuevos conversos y otros”, indicó el élder Quentin L. Cook. Sin embargo, enfatizó que el cambio tiene objetivos mucho más profundos que la reducción de los horarios en sí mismos, enumerando los siguientes:

  1. Profundizar en la conversión al Padre Celestial y al Señor Jesucristo, y fortalecer la fe en Ellos.

  2. Fortalecer a las personas individualmente y a las familias.

  3. Honrar el día de reposo, centrándonos en la ordenanza de la Santa Cena.

  4. Ayudar a todos los hijos de nuestro Padre Celestial, en ambos lados del velo, por medio de la obra misional y de recibir las ordenanzas, los convenios y las bendiciones del templo.

  5. Permitir que haya más tiempo para una noche de hogar y para estudiar el Evangelio en casa.

El cambio será respaldado por un renovado curso de estudios “Ven, Sígueme para uso individual y familiar” que estará coordinado con lo que se enseña en la Escuela Dominical y la Primaria. El nuevo material estará disponible en diciembre de 2018.

Adicionalmente el élder Quentin L. Cook indicó que se darán instrucciones y detalles adicionales en los próximos días, declarando finalmente: “Los anuncios que se han dado hoy resultarán en una profunda bendición para aquellos que con entusiasmo se acojan a los ajustes y procuren la guía del Espíritu Santo. Estaremos más cerca de nuestro Padre Celestial y nuestro Señor Jesucristo, de quien soy un seguro testigo.”