Saltar navegador principal
Claves para el éxito en las 

Finanzas Personales

grafico

Dos cosas vienen a mi mente cuando pienso en las finanzas familiares:

1. Todas las cosas son espirituales para el Señor (D. y C. 29:34)

2. Debemos convertirnos en nuestros propios agentes (D. y C. 29:35)

El presidente Monson ha enseñado: 'La autosuficiencia es un elemento esencial de nuestro bienestar espiritual y también temporal' (Los Principios de Bienestar Personal y Familiar, Ensign, Sept. 1986) Esta poderosa declaración une los dos principios que el Señor estableció en la Sección 29: todas las cosas son espirituales para Él y debemos convertirnos en agentes para nosotros mismos, para que podamos progresar como individuos y familias y para que podamos ayudar a los demás a progresar.

Sabemos que la obra y la gloria de nuestro Padre Celestial y Su Hijo es llevar a cabo nuestra inmortalidad y vida eterna (Moisés 1:39). Todo lo que hacemos debe estar alineado con ese gran plan. A medida que nos ocupamos de nuestras responsabilidades temporalmente, somos bendecidos espiritualmente. Entonces, podemos bendecir a otros temporalmente para que también ellos puedan ser bendecidos espiritualmente. Si nos enfocamos en ayudar a nuestro Padre Celestial y a Jesucristo en lograr Su obra y Su gloria, veremos lo esencial que es manejar nuestras vidas personales de una manera que nos permita progresar y bendecir a otros.

Podemos tener gran consuelo en la promesa del Señor de que es Su propósito proveer para Sus santos (D. y C. 104:15). Él traerá bendiciones prometidas de autoconfianza mientras seguimos Su guía y la de Sus profetas y apóstoles. Me gustaría sugerir cuatro principios que nos ayudarán a recibir las bendiciones prometidas de la autosuficiencia en lo que se refiere a la gestión de los recursos de la familia:

1. Establezcan Metas: Piensen en cómo quieren servir al Señor en su vida y cómo quieren proveer para sus familias. Establecer metas muy específicas relacionadas con el cuidado de la familia, la vivienda, la educación, la vocación y el servicio a los demás. Presupuesten sus finanzas con cuidado para que puedan alcanzar esas metas.

2. Separen las necesidades de los deseos: Las familias suelen tener dificultades financieras cuando confunden las necesidades con los deseos. Es bueno tener deseos, pero éstos no siempre representan las verdaderas necesidades de las familias, ni tampoco las conducirán a la realización de los objetivos fijados por las mismas.

3. Vivan modestamente: Vivan dentro de sus posibilidades, establezcan un presupuesto y manténganse firmes. Eviten las deudas innecesarias para que puedan permanecer flexibles si sus ingresos cambian.

4. Sean Generosos: Esto incluye pagar un diezmo íntegro y una ofrenda de ayuno generosa para ayudar a otros en el camino del Señor. Antes de buscar riquezas, debemos buscar el reino de Dios. (Jacob 2:18)

En el manual 'Las Finanzas Personales' de Autosuficiencia, hay un maravilloso recurso en la página nueve titulado 'Mapa para Lograr el Éxito en la Mayordomía Financiera' que une todo esto maravillosamente. Es un mapa para la autosuficiencia espiritual y temporal, y se alinea perfectamente con la obra y la gloria del Padre y del Hijo. Todas las cosas son verdaderamente espirituales y somos bendecidos con la oportunidad de ser agentes y socios en Su gran obra y gloria.

img1